si necesitas reaccionar

Si necesitas reaccionar, ya es demasiado tarde

En la actualidad conozco a muchos dueños de empresas, gerentes generales y líderes de negocios, que consideran que su “gran” habilidad de reaccionar frente a las situaciones nuevas será lo suficiente para alcanzar el éxito en un futuro cercano. Si tú eres uno de ellos, te voy a ayudar a entender que si tu negocio se encuentra constantemente reaccionando a los cambios del mercado, es porque tú no eres el que los genera, por ende estás llegando siempre tarde a la fiesta.

En medio de una consultoría a un grupo de emprendedores, uno de ellos estaba intentando descifrar la forma en la que debería reaccionar frente a los nuevos cambios en la tecnología, el comportamiento de los clientes y el mercado en sí. Propuso poner el tema a discusión y me pidieron mi opinión al respecto.

Empecé comentándoles que Anuor Aguilar, en su libro MUTÁGENUS, nos cuenta que hace 65 millones de años, se extinguió el último de los dinosaurios en el planeta. Y que independiente de las teorías de la extinción, tales como la del meteorito, los volcanes fuera de control o los extraterrestres, los dinosaurios contaban con dos características muy importantes:

  1. Se reproducían por huevos (los cuales tenían que incubar por largos periodos de tiempo).
  2. No contaban con homeotermia (capacidad de poder regular y mantener el calor generado por actividad muscular).

Entonces, a pesar de que los dinosaurios contaban con la ventaja del tamaño y fuerza, estas características aceleraron su extinción. Mientras que por el otro lado, los mamíferos, debido a la constante presión en sus condiciones de supervivencia, lograron reproducirse sin necesidad de poner huevos y desarrollaron la homeotermia. Es por ello que la regla de la mutación nos indica: Cuídate del pequeño, aunque parece tonto e indefenso, puede ser rápido y muy competitivo.

“Si tienes suficiente información sobre tu idea como para hacer un plan de negocios, ya es demasiado tarde” – Bill Gates.

LA IMPORTANCIA DE LA VELOCIDAD

Luego les dije que si tienen la necesidad de reaccionar significa que les está ocurriendo lo siguiente:

  1. No son lo suficientemente competentes ni rápidos para adelantarse.
  2. No tienen intenciones de adelantarse al mercado, sino solo desean ser seguidores que solo reaccionan.
  3. Van camino hacia una muerte segura.

Así que no te jactes de la facilidad y velocidad con la que reaccionas, ya que no es tan acertado en estas épocas, debido a que los cambios son tan rápidos y disruptivos que invertirás mucha energía y recursos para adaptarte. Es por ello que lo que te recomiendo es que dejes de reaccionar y empieces a anticiparte, o sea que tu capacidad de innovar sea muy alta.

VELOCIDAD RELATIVA

Si un bus va a 100 km/h y tú vas corriendo a 10 km/h, desde la perspectiva del bus estás retrocediendo en vez de estar avanzando. A esto se le llama velocidad relativa, la cuál indica tu velocidad frente a otro cuerpo que también se está moviendo en la misma dirección que tú.

Ahora piensa en la velocidad de los cambios del mercado y la velocidad de adaptación de tu empresa, pues el mercado hoy avanza con una velocidad muy alta y tú no puedes permitirte estar por debajo de esa velocidad, ni siquiera debes permitirte estar en una velocidad parecida, tú debes esforzarte por siempre estar delante de los cambios del mercado, para que no tengas la necesidad ni de reaccionar ni de adaptarte, sino de cambiar estratégicamente adelantándote al mercado, generando nuevos productos, nuevos mercados y solo así te convertirás en un líder de negocio hoy por hoy, en el momento en el que tú estés por delante de los cambios del mercado.

EL SIGUIENTE SALTO – DISRUPCIÓN

El siguiente escalón es que tú y tu empresa sean los que hagan cambiar al mercado, aquí ya no solo te adelantas sino que tú eres el agente de cambio en los modelos de negocio, tú serás quien va a indicar el nuevo camino por el cuál se debe de andar, lo que se debe de consumir y las formas en la que se debe hacer. A esto se llama disrupción, un cambio radical que rompe con todos los moldes y esquemas actuales.

Actualmente cuentas con dos opciones:

  1. Eres un dinosaurio, grande, fuerte, al que le cuesta adaptarse.
  2. O era un mamífero, pequeño, ágil y que no solo se adapta sino que crea las nuevas condiciones.

EN RESUMEN

Ya no es tan buena idea jactarse de lo bueno que eres reaccionando, debido a que ahora lo importante es adelantarse al mercado o, en el mejor de los casos, ser el agente de cambio haciendo que el mercado vaya por donde tú le estás indicando.

Recuerda que por más ventaja que le tengas a los pequeños, si tu velocidad relativa no es alta, es como si estuvieras retrocediendo y en algún momento no solo te alcanzarán sino que llegarán a pasarte.

“Innova cuando no sea necesario, porque cuando lo sea ya será demasiado tarde”.


Escrito por el equipo de Alto Desempeño de Goodlinks Perú.

Ir arriba