Primeros pasos para controlar las emociones

Primeros pasos para controlar las emociones

Cómo controlar las emociones es una de las preguntas más frecuentes que me realizan, es por ello que te compartiré los primeros pasos para conseguirlo.

Es más sencillo de lo que parece, primero debes entender que las dos únicas formas de interactuar con las emociones son: expresarlas o reprimirlas.

Entonces si no piensas expresar tus emociones, lo que estás haciendo realmente es reprimirlas. Y esto es lo que mismo que guardarlas en una especie de “olla a presión emocional”. Pero mientras más emociones acumules, más peligrosa y dañina se vuelve la explosión.

Es por ello que no debes preocuparte por controlar las emociones, solo debes aprender a expresarlas de forma productiva.


Para empezar necesitamos saber qué hacer con nuestras emociones no productivas y para conseguirlo te ayudará mucho conocer el flujo que cumplen nuestras emociones:

#01 Recepción de las situaciones

Recibes estímulos del exterior que son recepcionados por tus sentidos y emociones. Estos estímulos escapan a tu control.

Por ejemplo: Veo un perro acercarse a mí.

#02 Interpretación de los estímulos

Luego de recepcionar los estímulos, los interpretas de la mejor forma que puedes y los filtras a través de todo lo que te ha pasado en la vida.

Siguiendo con el ejemplo anterior, puedes interpretarlo como “!Ah¡, ese perrito viene a saludarme” o interpretarlo como “¡AHHH! Ese perro viene a morderme”.

#03 Generación de la emoción

Estas interpretaciones que decides tener de la realidad generan las emociones que sientes, entonces estas dependen mucho de la forma en la que interpretas los estímulos que recibes.

En el primer caso del ejemplo anterior sentiría alegría, en el segundo sentiría miedo.

#04 Actúas

Dependiendo de la emoción que has decidido sentir, actúas.

Entonces, si sentiste alegría esperaras al perrito con los brazos abiertos para acariciarlo; y si sentiste miedo, saldrás corriendo o tratarás de defenderte.


Primeros pasos para controlar tus emociones

Ahora que entiendes que no es buena idea controlar nuestras emociones, ya que al hacerlo solo las estamos reprimiendo. Puedo enseñarte por dónde empezar frente a una situación que te genera emociones improductivas:

1. Analiza profundamente lo que crees que está pasando.
2. Pregúntate qué emociones generan tus interpretaciones.
3. Responde: ¿lo que pienso hacer me acerca o me aleja de lo que quiero conseguir?

Si no te gusta las acciones que tomas frente a algunas situaciones específicas, realiza el análisis anterior y podrás cambiar la forma en la que ves las cosas y cuando esto suceda, todo a tu alrededor cambiará.


Controlar las emociones no es tan productivo como gestionar tus interpretaciones.


 

Oscar Mena Moretti
Coach de negocios e innovación
oscar.mena@goodlinks.pe / 992 621 691